Inicio  |   Área de usuarios  |   Publicidad |  Contactar
PORTADA        MARCAS        RELOJES        NOTICIAS ACTUALIDAD        CLASIFICADOS

Patrimony Traditionnelle «Calibre 2755» en platino

Vacheron Constantin

Patrimony Traditionnelle «Calibre 2755» en platino
El modelo Patrimony Traditionnelle «Calibre 2755», perteneciente a la categoría «gran complicación», no sólo es un digno heredero de la obra maestra creada con motivo del 250º aniversario de Vacheron Constantin, sino que constituye una prueba irrefutable de la maestría inigualable de la manufactura. De hecho, este reloj incomparable alberga en su interior tres de las complicaciones más sofisticadas del mundo de la alta relojería: el tourbillon, el calendario perpetuo y la repetición de minutos. Se trata de la quintaesencia del arte de la relojería, una magnífica demostración de ese arte y de la infinidad de trabajos relacionados que se llevan a cabo a diario en Vacheron Constantin.

Heredero del Tour de l'Ile
Como heredero del Tour de l’Ile, el excepcional y famoso reloj emblemático de la marca con el que Vacheron Constantin celebró su 250º aniversario en 2005, el Patrimony Traditionnelle «Calibre 2755» tardó tres años en desarrollarse y miles de horas en perfeccionarse. Es el modelo más complicado del catálogo actual de Vacheron Constantin. Su movimiento consta de nada menos que 602 piezas, embutidas en un espacio de 33,3 mm de diámetro y sólo 7,9 mm de alto. El fondo de cristal de zafiro de esta auténtica obra maestra permite ver su reserva de marcha de más de 55 horas.

De sus tres complicaciones, la repetición de minutos es, sin duda, la más original, como si hiciera falta que Vacheron Constantin volviera a demostrar una vez más que continúa siendo una de las manufacturas más ingeniosas del mundo. Movidos por el deseo de poner a prueba los límites de la técnica, pero conscientes de la aplicación práctica de este reloj de varias complicaciones, los ingenieros y relojeros de Vacheron Constantin idearon un dispositivo original para regular el ritmo de la repetición: un regulador centrípeto.

La función de este dispositivo consiste en regular el ritmo al que los martillos golpean los timbres de la sonería para repetir las horas, los cuartos y los minutos tocando una serie de notas. Sin un regulador, la cadencia marcada por el cubo de sonería sería una ráfaga de notas indiscernibles.

El dispositivo que Vacheron Constantin ha desarrollado es más avanzado que el regulador de sonería más tradicional: un ruidoso escape de áncora de retroceso, cuya áncora tiende a desgastarse.

Cuando los ingenieros y relojeros Vacheron Constantin desarrollaron el movimiento del reloj Tour de l'Ile con motivo del aniversario celebrado en 2005, trataron de sustituir el escape de áncora de retroceso por un regulador de sonería silencioso y más resistente al desgaste. Entonces ya existía el regulador centrífugo, que es, a grandes rasgos, un volante con dos contrapesos que se van alejando del centro a medida gira para ralentizar el volante incrementando su inercia. Sin embargo, fieles a la tradición de una marca cuyo lema reza que las cosas siempre pueden hacerse mejor, los relojeros de Vacheron Constantin prefirieron optar por un regulador de sonería centrípeto.
 
 
 

Este dispositivo cuenta con dos contrapesos que funcionan como un freno en el eje de rotación del regulador, compensando así la energía liberada por el muelle de repetición. Para ello, se sirve de dos fuerzas opuestas: la centrífuga y la centrípeta. Cuando el regulador gira, la fuerza centrífuga hace que uno de los extremos de los contrapesos se mueva hacia el exterior y que el otro extremo funcione como un freno en el eje central para regular el ritmo de la rotación y la repetición. Este dispositivo original y único es muy silencioso. El fondo de cristal de zafiro permitirá a los entendidos contemplar la rotación del regulador y satisfacer así su curiosidad.

Además de la repetición de minutos, el Patrimony Traditionnelle «Calibre 2755» dispone de un tourbillon, que, aparte de compensar la influencia de la gravedad en distintas posiciones del volante, ofrece el atractivo visual de un mecanismo a la vista, que permite contemplar los latidos del corazón del reloj. El calendario perpetuo, en cuya memoria mecánica se registra el futuro, sigue los vericuetos del calendario gregoriano, sin otra intervención que un ajuste de fecha cada 400 años.

 
 

 
El respeto a la tradición de las grandes complicaciones
Vacheron Constantin no sólo ha desarrollado íntegramente el calibre 2755, sino que también lo ha manufacturado en sus talleres, a excepción de las piezas normalizadas. Cada pieza se fabrica de tal manera que los especialistas que las montan y las ajustan puedan quitar el material que sea necesario para lograr una oscilación adecuada. Este procedimiento, acorde con los principios del diseño y la manufactura de las grandes complicaciones, garantiza un funcionamiento óptimo y hace que cada movimiento sea único. La frecuencia de batido del calibre 2755, una vez montado, es de 18.000 alternancias por hora, y goza de una reserva de marcha de alrededor de 55 horas. El nivel de acabado puede apreciarse en los puentes minuciosamente biselados y decorados al estilo côtes de Genève, la platina perlada y el puente redondeado del tourbillon. El hecho de que el movimiento haya sido distinguido con el Punzón de Ginebra significa que cumple los 12 requisitos de este sello independiente y reconocido legalmente, que constituye una garantía de fabricación, origen, precisión, durabilidad y excelencia.

 

 
Calidad de sonido
Este extraordinario calibre se encuentra en una amplia caja de platino de 44 mm de diámetro, diseñada para ofrecer una calidad de sonido excelente a la repetición de minutos. La ingeniosa utilización de los bloques a los que se fijan los timbres permite una afinación óptima de la sonería. Por lo demás, el exterior también ha sido objeto de múltiples mejoras: la esfera está disponible en plateado o en gris pizarra, y el cierre desplegable, en platino 950 con media cruz de Malta. Cabe señalar asimismo que la esfera está ligeramente descentrada para que la jaula del tourbillon se vea mejor.

Repetición de minutos, tourbillon, calendario perpetuo... la incorporación de las tres grandes complicaciones en un solo reloj constituye un alarde de estilo y maestría insólito. Dada la complejidad del Patrimony Traditionnelle “Calibre 2755” en platino, el número de relojes que pueden fabricarse es limitado.
 
 
Características técnicas
 
Movimiento Mecánico de carga manual, calibre Vacheron Constantin 2755. Reserva de marcha de 55 h.

Funciones Horas, minutos, pequeños segundos. Repetición de minutos. Calendario perpetuo.
Reserva de marcha en el fondo.

Caja Platino 950, 44 mm de diámetro. Cristal de zafiro convexo con tratamiento antirreflejos por un lado. Fondo transparente atornillado de cristal de zafiro.
 
Esfera Gris oscuro opalino. Contadores acaracolados con filetes diamantados. Círculo de minutos pintado de negro o de blanco.

Pulsera Correa de piel de aligátor negra, cosida a mano. Cierre desplegable en platino 950.
 

 







Añadir nuevo comentario al artículo
   Nick :
   E-mail :
No será visto por los demás usuarios
   Título* :
   Comentario* :
  Notificarme por e-mail los nuevos comentarios del artículo.
   Imagen de seguridad* : Introduzca el texto de la imagen :


Marcas Relojeras
INICIO        MARCAS        RELOJES        NOTICIAS ACTUALIDAD        FOROS        CLASIFICADOS
InfoReloj © evalls
Publicidad en el portal
Comercio electrónico - Ylos.com