Inicio  |   Área de usuarios  |   Publicidad |  Contactar
PORTADA        MARCAS        RELOJES        NOTICIAS ACTUALIDAD        CLASIFICADOS

SEIKO - Spring Drive, su funcionamiento

por Roman

SEIKO - Spring Drive, su funcionamiento

En 1999 SEIKO presentó el movimiento para un reloj con una idea revolucionaria: unir lo mejor y la esencia de dos mundos irreconciliables, el clásico mecánico y el electrónico vanguardista. El resultado: un reloj mecánico con escape electrónico. En realidad no debería llamarse escape sino freno electrónico -luego explicaré el porqué-. Sin embargo, a pesar de llevar una parte electrónica, el reloj no necesita ni pilas, ni baterias, ni células fotovoltáicas, toda la energía sale de nuestro buen y viejo amigo el muelle real.

La idea del escape eléctrico no es de ahora, a lo largo de la historia de la relojería ha habido muchos intentos en relojes de péndulo, con un éxito relativo. Incluso los hubo en movimientos para relojes de pulsera, como el Landeron 4750. La propia SEIKO hizo sus pinitos, pero en todos ellos siempre se necesitaba una fuente de corriente eléctrica para funcionar.

Gracias al avance espectacular en la integración de circuitos electrónicos (ICs), con las actuales investigaciones en un consumo mínimo de corriente, se ha culminado en un tipo de ICs hechos mediante tecnología denominada SOI (Silicon On Insulator, Silicio sobre aislante), que apenas consumen. El que monta el Srping Drive fue desarrollado en cooperación por dos Compañias, la francesa SOITEC y la japonesa EPSON (perteneciente al Grupo SEIKO-EPSON), y tan sólo necesita 8pW para funcionar, es decir que se necesitan un billón (con B) de circuitos para que su consumo sea equivalente al de una lámpara eléctica de bajo consumo.

Dicho de otro modo; ni siquiera dotando a todos los habitantes de nuestro planeta con un reloj de estas características llegarían a la potencia de la lámpara interior de uno sólo de nuestros frigorificos.

Pero, veamos cómo funciona esta maravilla:

En la parte superior vemos un sistema clásico de reloj: muelle real y tren de rodajes hasta la rueda de segundos. A partir de ahí vemos dos ruedas más, la última de ellas moviendo al rotor del alternador (un microimán). La corriente eléctrica alterna generada en la bobina del estator dependerá del giro del rotor, siendo la frecuencia de la misma el parámetro que está íntimamente ligado a la velocidad de rotación; o sea, cuanto más aprisa gire el rotor más elevada será la frecuencia de la corriente y viceversa.

Con la electricidad generada se alimenta al circuito integrado que va a hacer las veces de regulador. El circuito compara la frecuencia de un oscilador a cristal de cuarzo tradicional con la frecuencia de la misma corriente que lo alimenta, y en función de esta comparación presenta más o menos carga (consumo) al alternador.

Conviene recordar aquí que cuando a un alternador le aumentamos la carga, inmediatamente opone más resistencia al giro del rotor, es decir, frena al motor o dispositivo que lo esté haciendo girar. Si uno es observador, habrá notado que cuando tiene el motor del coche en marcha al ralentí y enciende todas las luces, el régimen del motor cambia (al menos en motores no muy potentes).

Pues bien, el circuito del reloj se comporta como un freno con realimentación negativa. Que el rotor gira más aprisa (el reloj adelanta), el IC frena más al tren de rodajes. Que tiende a retrasar, a ir más despacio, el IC lo frena menos. Además, el movimiento del mecanismo es contínuo, no existen los bloqueos del áncora y la rueda de escape, y por lo tanto el segundero esta vez sí que, de verdad, se desplaza suavemente en su giro sobre la esfera. Ni siguiera los relojes de diapasón consiguen un movimiento auténticamente analógico (sin saltos).

SEIKO apostó por este invento y al año siguiente comenzó a fabricar el primer movimiento con esta técnica, el 7R38: manual, 30 rubís y reserva de marcha para 48 h, calendario e indicador de carga. Según las especificaciones del mismo, tiene una exactitud mejor a 15 s/mes para un rango de temperaturas de 5º a 35º, y es capaz de funcionar entre 10º bajo cero y los 60º de temperatura.

El primer modelo de reloj para el mercado nacional japonés fue el SBWA001:

 

 
INICIO        MARCAS        RELOJES        NOTICIAS ACTUALIDAD        FOROS        CLASIFICADOS
InfoReloj © evalls
Publicidad en el portal
Comercio electrónico - Ylos.com