Inicio  |   Área de usuarios  |   Publicidad |  Contactar
PORTADA        MARCAS        RELOJES        NOTICIAS ACTUALIDAD        CLASIFICADOS

Louis Moinet, inventor del cronógrafo

El primer cronógrafo fue inventado por el relojero francés entre 1815 y 1816, para la observación astronómica

Louis Moinet, inventor del cronógrafo
Recientemente, se descubrió un objeto relojero de una suma importancia del que hasta el momento no se tenía conocimiento. Se trata del primer cronógrafo realizado, también denominado "contador de terceros" por su autor, Louis Moinet. Los punzones identificados en el fondo de la caja permiten afirmar que comenzó a realizarse en 1815 y que se terminó en 1816.

El diseño de este extraordinario contador resulta totalmente original e innovador, y pone de manifiesto la genialidad de un hombre que se adelantó a su tiempo. El contador indica el 60º de segundo a través de una aguja central, los segundos y los minutos en dos esferas separadas, y las horas en una esfera de 24 horas.

Las funciones de inicio, parada y puesta a cero se realizan a través de dos pulsadores, y certifican que este objeto es efectivamente un cronógrafo, conforme al significado actual admitido en la profesión, aunque este término no aparezca hasta unos años más tarde para denominar este tipo de instrumentos.

El cronógrafo también está dotado de una puesta a cero. Una función totalmente innovadora y revolucionaria para la época. Hasta ahora, se pensaba que esta invención databa de 1862, según la patente de Adolphe Nicole.
 
 

Una invención extraordinaria


A partir del siglo XIX, los relojeros intentan mejorar la precisión de sus mecanismos. La búsqueda de la precisión absoluta forma parte integrante de la ciencia de la relojería. En 1820, se admitió que la referencia más precisa era la décima de segundo.

Por tanto, el contador de terceros constituye el instrumento más preciso de su época, con una precisión seis veces superior a la referencia anteriormente conocida. Esta medición del 60º de segundo le abre a Louis Moinet las puertas del Panteón de los padres de la cronometría.

Esta invención se ideó y diseñó para aplicar su uso a un instrumento astronómico que Louis Moinet había compuesto tiempo antes. En sus propias palabras: "Yo vine a París en 1815 solo para componer y después realizar un contador de terceros. Alcancé perfectamente mi objetivo con este instrumento, cuya difícil ejecución se había intentado en muy pocas ocasiones, y cuya composición era nueva" (Fragmento de las cartas manuscritas de Louis Moinet, 1823).
 
 

El mecanismo del cronógrafo oscila a 216.000 vibraciones por hora (30 Hz), una frecuencia claramente desconocida en esa época. Para entenderlo mejor, la frecuencia habitual de un reloj moderno es de 28.800 vibraciones por hora (4 Hz). Por tanto, Louis Moinet es un pionero de la alta frecuencia. De hecho, habrá que esperar exactamente un siglo para ver oscilar a otro reloj a más de 216.000 vibraciones por hora.

¿Por qué Louis Moinet busca una frecuencia tan alta?  Precisamente porque quiere adaptar su ritmo a la precisión más fina: la medición del tercero (60º de segundo) para sus observaciones astronómicas. Una frecuencia de 216.000 vibraciones por hora equivale a 60 vibraciones por segundo. Por tanto, los 60º vibran con precisión durante el segundo.
 
Para observar los movimientos de los astros, el contador de terceros debe poder utilizarse durante al menos 24 horas. ¿Qué pasa con el consumo de energía? Louis Moinet responde a esta cuestión diciendo que diseñó un escape dotado de rubíes con aceite, que le confiere 216.000 vibraciones por hora, y que funcionó muy bien durante un uso prolongado.

Las observaciones astronómicas


Louis Moinet imaginó el primer cronógrafo de la historia para observar con precisión por telescopio los desplazamientos de los astros. Su invención le permitió medir con exactitud la distancia de los hilos reticulares de su telescopio.

El propio Louis Moinet explica los detalles: “Esta invención se me ocurrió en la siguiente ocasión, mientras hacía mis observaciones: yo había comprado un pequeño cuarto de círculo móvil del famoso Borda (autor del Círculo entero), un instrumento de cuidada fabricación inglesa, en equilibrio sobre un rubí mediante un ingenioso contrapeso. Según su autor, la propia inercia de este instrumento lo protegería de los movimientos del navío y permitiría realizar a bordo unas observaciones casi tan exactas como las que se realizaban en tierra. Pero este proyecto no tuvo éxito. Así que, tras comprar el instrumento con otra intención, le añadí, para observar en tierra, un círculo de horizonte divido en minutos por el fallecido Fortin, a través de un vernier, de dos niveles cruzados, de un eje móvil esmerilado y de un soporte-trípode con tornillos niveladores, con división, etc. Pero como el telescopio tenía un campo reducido, los hilos de su retícula estaban muy juntos y, para solucionar el inconveniente que expliqué anteriormente, el de perder la observación por un hilo, ideé el contador de terceros que funcionó muy bien dándome exactamente la distancia de los hilos reticulares." (Fragmento del Tratado de Relojería de Louis Moinet, 1848).
 
 

Homenaje a Louis Moinet

 
Los grandes personajes son, a menudo, los más modestos. Este es el caso de Louis Moinet, considerado por sus pares como uno de los más grandes relojeros de todos los tiempos. Así hablaba de él Delmas, Vicepresidente de la Sociedad de Cronometría de París: “En todas partes, en todas las conversaciones, era tal como lo conocíamos en su función de Presidente de la Sociedad Cronométrica: preciso, lúcido, indulgente, prolijo en explicaciones y ánimos hacia los menos entendidos, ofreciendo consejos a todos sin vanidad, difundiendo sus conocimientos sin límite, sin segundas intenciones" (Fragmento del Panthéon Biographique Universel, 1853).
 
 
 
Características técnicas

Movimiento
 
De platina plena sobre 4 tirantes, barrilete, huso y cadena.
Escape de cilindro de acero y teja de rubí.
Balancín formado por una barrita en cuyos extremos posee una cabeza en platina que puede desplazarse para ajustar el balancín.
Rueda de escape de 30 dientes.
Espiral de acero plano, 7 vueltas.
Seis orificios rubíes con contrapivote, más una teja en el escape, es decir, trece rubíes en total.
Ejecución en latón granulado dorado a fuego intenso.
Alternancias: 216.000 vibraciones por hora, frecuencia de 30 Hz.
Dimensiones:Diámetro: 57,7 mm.
                    Espesor: 9 mm.
                    Firma en la platina superior: Louis Moinet.
Marcha:Más de 30 horas de reserva de marcha.
Indicador de armado del resorte de barrilete situado en una mirilla de la caja.                

Caja
 
De plata con un anillo sobre el bisel y fondo.
Bisel de bayoneta.
Caja sobre bisagra, caja bloqueada por un pitón de tornillo.
Caja semi-bacina, carrura plana, en 4 piezas.
En la caja figuran los 4 punzones: 1. Asociación de Orfebres de París; 2. Maestro; 3. Segundo gallo (contraste Ag 900); 4. Garantía No 815.
   
Esfera
 
Esfera de metal granulado plateado, que lleva la firma de Louis Moinet.
La esfera se subdivide en tres subesferas:
Arriba a la izquierda: contador de 60 minutos
Arriba a la derecha: contador de 60 segundos
Abajo en el centro: contador de 24 horas   

Agujas
 
En el centro, una fina aguja con su contrapeso para el 60º de segundo.
Dos agujas idénticas para los 60 segundos y 60 minutos.
Una aguja "Manzana" para las 24 horas.
Todas realizadas en acero azulado.
Botones En el 60º de tercero: botón de accionamiento y parada del cronógrafo.
             En el 56º de tercero: botón de puesta a cero del contador de terceros.
 
 






Añadir nuevo comentario al artículo
   Nick :
   E-mail :
No será visto por los demás usuarios
   Título* :
   Comentario* :
  Notificarme por e-mail los nuevos comentarios del artículo.
   Imagen de seguridad* : Introduzca el texto de la imagen :


INICIO        MARCAS        RELOJES        NOTICIAS ACTUALIDAD        FOROS        CLASIFICADOS
InfoReloj © evalls
Publicidad en el portal
Comercio electrónico - Ylos.com