Inicio  |   Área de usuarios  |   Publicidad |  Contactar
PORTADA        MARCAS        RELOJES        NOTICIAS ACTUALIDAD        CLASIFICADOS

L.U.C. Perpetual T

La precisión del tourbillon unida a la visualización de un calendario perpetuo, de gran legibilidad, es la mejor combinación que un guardatiempo puede ofrecernos en aras de representar la perfección de su razón de ser

L.U.C. Perpetual T
Marca Choprd
Modelo L.U.C. Perpetual T
Calibre L.U.C. 02.15-L
Diámetro 43 mm
Cristal Zafiro
Fondo Atornillado con cristal de zafiro
Elaborado por evalls / Alicia M. Mackanner
Una caja de líneas tradicionales y discretas
 
La caja del Perpetual T, realizada en oro rosa de 18 quilates, es de concepción clásica y mantiene la estética de la gama L.U.C. con sus líneas tradicionales y discretas. La construcción es de tres cuerpos: bisel, carrura y fondo. El bisel presenta un acabado pulido a espejo que junto a su forma con volumen -no es plano- da una sensación de relieve a la vista frontal del reloj. La carrura, de una sola pieza, presenta un doble acabado en su superficie. Mientras que el lateral es satinado con un rayado vertical, las partes frontales son pulidas a espejo. En el lateral de la carrura se pueden apreciar los botones que permiten la modificación de las indicaciones del calendario perpetuo. La corona presenta un práctico estriado con un tamaño más que adecuado para su manipulación, considerando que se trata de un reloj de cuerda manual, y tiene grabado el logo de la manufactura. El fondo, atornillado a la carrura, presenta formas redondeadas y está dotado de un cristal de zafiro transparente que permite el bello calibre que da vida al Perpetual T. En la zona ciega del fondo se pueden ver las marcas de la calidad del oro de la caja, el emblema del Punzón de Ginebra, además del nombre del modelo y de la manufactura Chopard, así como información de la referencia del reloj.
 
La caja tiene un diámetro de 43 milímetros y un grosor de 14,9 con una estanquidad catalogada de 3 atmósferas -30 metros-, el cristal es de zafiro con tratamiento anti-reflejos.
 

 

 

Esfera con contrastes y buena legibilidad
 
Los seguidores de manufactura ginebrina encontrarán familiar la disposición y estética de la esfera del Perpetual T, y no están desencaminados ya que es prácticamente idéntica al “All in One”, aunque con un mayor contraste y colorido, e incluso alguna sutil mejora como puede ser la incorporación de material luminiscente a las agujas centrales de horas y minutos, lo que permite ver la hora en condiciones de poca luminosidad ambiente.
 
La esfera está realizada en oro macizo, si bien el acabado es de color blanco. Presenta un guilloché, realizado a mano, con un motivo soleado cuyo centro se sitúa precisamente en el recuadro situado a las doce horas en el que puede leerse el nombre de la marca: L.U. Chopard. Si seguimos hacia el centro de la esfera encontraremos las dos ventanas rectangulares correspondientes a la gran fecha y más abajo aún la denominación de “chronometer” lo que caracteriza la precisión del Perpetual T.
 
El resto de información del calendario perpetuo lo encontramos en sendas subesferas situadas a las tres y a las nueve horas. La que está situada a las nueve horas muestra la información del día de la semana complementada con la indicación de día/noche. La situada a las tres horas nos indica el mes del año así como la indicación de año bisiesto.
 
Tanto una como otra están están coloreadas de gris pizarra y la información impresa es de color blanco, salvo la indicación de año bisiesto que es de un rojo subido. Tienen una decoración guilloché, que junto al color ofrece un buen contraste y redunda en la buena legibilidad de la información que ofrecen.
 
A las seis horas encontramos la abertura que permite ver el tourbillon. Destaca el puente, pulido a espejo, y con las formas características de la marca. La abertura presenta un círculo sobre el que se han impreso los índices que muestran los segundos horarios.
 
Las indicaciones horarias son numerales romanos de oro rosa, a conjunto con la caja, aplicados. Su diseño también forma parte de la personalidad de la marca, son más anchos que altos y sacrifican su parte inferior si alguna de las subesferas interfiere con ellos.
 
La esfera está rematada, en su borde exterior, con un “chemin de fer” en el que se han impreso los numerales cardinales de los minutos horarios y que está decorado con un sutil guilloché circular.
 
Las agujas horarias -horas, minutos y segundos- presentan una forma tipo “dauphine” y son doradas, si bien las centrales disponen también de material luminiscente en su zona interior. Las correspondientes a los días de la semana y el mes del año, también doradas, son estilizadas y facetadas. Para la información complementaria que ofrece cada subesfera se ha dispuesto un índice triangular de color blanco.
 

 

 

El calibre L.U.C. 02.15-L
 
Es el encargado de dar vida al L.U.C. Perpetual T. Se trata de un calibre de cuerda manual con un diámetro de 33 milímetros y un grosor de 9,35 dotado de 31 rubíes. La frecuencia de oscilación del volante del tourbillon es de 4 Hz, es decir realiza 28.800 alternancias por hora.
 
Como indica la denominación del calibre, 02, el Perpetual T. está equipado con el sistema “Quattro”, que como indica corresponde a que dispone de cuatro barriletes que permiten, en su conjunto, ofrecer una reserva de marcha de hasta 9 días, una cualidad interesante y práctica para un calendario perpetuo ya que podemos dejar de llevarlo durante una semana que no habrá que ajustarlo nuevamente al volver a usarlo. Los cuatro barriletes están ubicados en conjuntos de dos, cada conjunto corresponde a dos barriletes superpuestos que comparten el mismo eje. Este sistema tiene poca pérdida de energía durante el desarrollo de los muelles, lo que permite mantener estable la precisión del reloj durante la mayor parte de la reserva marcha. Para mantener una perfecta legibilidad en la esfera, debido a la información que ofrece un calendario perpetuo, se ha omitido presentar en ella la reserva de marcha del reloj; no obstante la información está disponible y puede verse perfectamente a través del fondo transparente de zafiro. Situada en la parte superior una aguja recorre un arco numerado con los días que quedan de reserva de marcha. Aunque el movimiento ofrece nueve días, sólo se indican ocho, que son aquellos en los cuales las prestaciones de cronometría se mantienen perfectamente.
 
Otra característica importante de esta gama de calibres consiste en la solución adoptada para realizar la regulación de la marcha del reloj mediante el sistema “Variner”. Este sistema actúa modificando la geometría del volante, concretamente su momento de inercia, logrando así variar la marcha del reloj. A diferencia de otros sistemas utilizados en relojes con tourbillon, el sistema “Variner” permite el ajuste sin necesidad de desmontarlo.
 
Estos dos sofisticados sistemas, el “Quattor” y el “Variner” permiten al movimiento del Perpetual T pasar sobradamente y sin problemas las exigencias del Control Ofical Suizo de Cronometría, también conocido por sus siglas COSC. Tal como reza la información grabada en los puentes del calibre está ajustado para variaciones de temperatura, ya sean de calor o frío, así como en cinco posiciones.
 
El calendario perpetuo se sitúa en la parte superior del movimiento del que destacan los dos discos utilizados para mostrar la gran fecha. Como curiosidad el disco de las decenas repite, de forma contigua, los numerales.
 
Pero la sofisticación del L.U.C. 02-15-L no sólo reside en su concepción y diseño técnico, también la estética se ha cuidado hasta el más mínimo detalle, a pesar de que algunos de ellos no estén visibles. Como poseedor del Punzón de Ginebra todos los bordes de los puentes están biselados y pulidos a mano. Las platinas están decoradas con motivos perlados, mientras que los puentes tienen una decoración de “Côtes de Genève” verticales. Otro detalle estético que destaca son los chatones de oro que sujetan los rubíes del anverso del movimiento.
 

 

L.U.C. Perpetual T
 
Chopard, como manufactura que es, incorpora todas las etapas de fabricación de los relojes en sus sedes de producción en Meyrin y Fleurier. Desde la concepción completa del movimiento, hasta el diseño del producto acabado pasando por la fundición de oro, estampado y fabricación de las cajas, hasta la realización de los componentes de los movimientos, así como el reglaje y control de calidad, son etapas que Chopard realiza en su casa y por la que todos los relojes de la familia L.U.C. han de pasar.
 
El L.U.C. Perpetual T es la expresión de lo que representa la alta relojería para esta firma familiar ginebrina, con una filosofía de independencia que se trasluce en todas sus creaciones. La tradición de Louis-Ulysse Chopard se deja entrever en la nobleza de las complicaciones, lo extraordinario de las decoraciones y la discreta sofisticación de este modelo.






Añadir nuevo comentario al artículo
   Nick :
   E-mail :
No será visto por los demás usuarios
   Título* :
   Comentario* :
  Notificarme por e-mail los nuevos comentarios del artículo.
   Imagen de seguridad* : Introduzca el texto de la imagen :


INICIO        MARCAS        RELOJES        NOTICIAS ACTUALIDAD        FOROS        CLASIFICADOS
InfoReloj © evalls
Publicidad en el portal
Comercio electrónico - Ylos.com