Inicio  |   Área de usuarios  |   Publicidad |  Contactar
PORTADA        MARCAS        RELOJES        NOTICIAS ACTUALIDAD        CLASIFICADOS

Automáticos: bidireccionales o unidireccionales

Automáticos: bidireccionales o unidireccionales

RELOJES AUTOMÁTCIOS

de dar cuerda sólo en un sentido o en los dos sentidos por W. P. roseman FBHI (Miembro del "British Horological Institute")

Muchos años han pasado desde que John Harwood construyó el primer reloj de dar cuerda automático. No obstante, los fabricantes prosiguen siempre las investigaciones a fin de encontrar el mejor sistema de dar cuerda aplicable a tal reloj.

A. Schild SA, de Grenchen, uno de los mayores productores de "ébauches" o máquinas en blanco, me ha encomendado que proceda a un estudio imparcial de los dos sistemas más corrientemente utilizados hoy día y que le comunique los resultados obtenidos. Antes de emprender mi investigación, me aseguré de que los calibres de los dos relojes que se me entregaron -en este caso los de 12 ½ líneas AS 1920/1 Y AS 1920/2- no diferían entre si más que por el remontuar. Ambos tienen una máquina rápida de reloj de 36.000 a/h y un stopsegundo en el volante para la sincronización. El calibre 1920/1 es automático de dar cuerda sólo en un sentido y el 1920/2 automático de dar cuerda en los dos sentidos. Como ya se sabe, los primeros mecanismos automáticos eran de dar cuerda sólo en un sentido, la masa oscilante no da cuerda sino durante una de las alternancias de las oscilaciones, limitadas por un tope provisto de dos muelles amortiguadores.

Más tarde, algunos fabricantes reemplazaron este sistema con una toma de cuerda en los dos sentidos, esto es, que la masa oscilante da cuerda durante cada una de las alternancias, y, además, durante cada rotación de 360°.

En el sistema de dar cuerda sólo en un sentido, la masa gira libremente en una dirección y en la otra necesita vencer el par de fuerzas requerido para la toma de cuerda. En el sistema de toma de cuerda en los dos sentidos, la masa debe vencer el mismo par de fuerzas en los dos sentidos.

Mi estudio ha consistido principalmente en determinar llevando ambos relojes automáticos de pulsera de sistemas diferentes de dar cuerda, cuál de los dos es el más eficaz. La figura 1 puede ayudar a comprender el papel que desempeña la masa oscilante. En el dibujo está colocada en la parte opuesta a la corona, el centro de gravedad del martillo se encuentra en el sitio indicado.

 

En la figura 2, se observará un ángulo determinado E que permite hacer girar el martillo sin que se caiga. Este ángulo es independiente del momento de fuerza del cubo, de la demultiplicación y del rendimiento. Si se sobrepasa un valor de E bien definido, el martillo cae debido a su momento estático de fuerza. En el sistema de dar cuerda en los dos sentidos, dicho ángulo bien definido se obtiene al girar ya sea a la izquierda o a la derecha. En el sistema de dar cuerda sólo en un sentido, la cuestión es diferente. El ángulo precitado no puede obtenerse más que en una sola dirección, porque en la otra dirección no hay que vencer ninguna resistencia. Esto proviene de que el martillo gira libremente en una de las direcciones.

El sistema de dar cuerda sólo en un sentido tiene, pues, la gran ventaja de utilizar el efecto dinámico del rotor. El croquis número 2 demuestra lo que se produce cuando el martillo recibe un pequeño golpe. El dispositivo de dar cuerda sólo en un sentido da cuerda, mientras que el dispositivo de dar cuerda en los dos sentidos no da cuerda, porque el martillo permanece en equilibrio.

Es verdad que las máquinas actuales utilizadas para el control de la toma de cuerda de los relojes automáticos no se han concebido en función de las condiciones en que se encuentran los relojes que se llevan. Estas máquinas sirven para saber si funciona el remontuar pero, en cambio, no puede hacerse con ellas una comparación aceptable de los dos sistemas. Para estudiar la eficacia de los dos sistemas, los dos relojes se llevaron en la muñeca izquierda uno junto a otro, con el fin de que uno y otro estuvieran sujetos a los mismos movimientos del brazo. El gráfico de la figura 3 indica en horas el tiempo que se llevaron los relojes y la reserva de marcha o duración del funcionamiento de cada uno después de haberlos quitado de la muñeca y haberlos dejado horizontalmente, esfera arriba. Como puede verse, los resultados obtenidos confirman los de pruebas similares llevadas a cabo por A. Schild SA en Suiza, con 68 personas.

De todo lo que acabamos de decir resulta que, para la persona que lleva el reloj, el sistema de dar cuerda sólo en un sentido es incontestablemente más eficaz que el otro, debido a que el efecto dinámico da una reserva suplementaria de marcha. Ella es absolutamente esencial para el mantenimiento de la amplitud requerida y, como consecuencia, de una buena regularidad de marcha. Los fabricantes de "ébauches" o máquinas en blanco me han asegurado que el coste de producción de ambos sistemas es el mismo. Es, pues, muy posible que, para los fabricantes que producen actualmente el sistema de dar cuerda en los dos sentidos, la vuelta a la producción del sistema de dar cuerda sólo en un sentido no sea una decisión tan retrógrada como podría parecerles en el primer momento.

Traducción de un artículo publicado en la revista "Horological Journal" Londres, no. 3, Septiembre de 1971
INICIO        MARCAS        RELOJES        NOTICIAS ACTUALIDAD        FOROS        CLASIFICADOS
InfoReloj © evalls
Publicidad en el portal
Comercio electrónico - Ylos.com