Inicio  |   Área de usuarios  |   Publicidad |  Contactar
PORTADA        MARCAS        RELOJES        NOTICIAS ACTUALIDAD        CLASIFICADOS

Datograph Up/Down

A. Lange & Söhne

Datograph Up/Down
Durante una década, el Datograph de A. Lange & Söhne ha estado considerado por muchos como el cronógrafo completo. Por una parte, debido a sus ventajas técnicas y, por otra parte, por la hasta entonces inalcanzada armonía de sus indicaciones. Con una serie de mejoras, los ingenieros de Lange han demostrado ahora una vez más que todavía era posible superarse: con una reserva de marcha
ampliada hasta 60 horas, indicación de la reserva de marcha y una sistema de oscilación propio, el nuevo Datograph Up/Down se presenta en una caja de platino más grande de 41 milímetros de diámetro.

Ya en su primera aparición, en el año 1999, el Datograph de A. Lange & Söhne causó sensación en todo el mundo. En efecto, con su sofisticada técnica y su equilibrado diseño sobrepasaba claramente a la gran mayoría de los relojes con función de parada. Con la clásica transmisión por rueda de columna, totalizador exacto de los minutos saltantes y función flyback reunía las virtudes cardinales de un cronógrafo ejemplar en un mecanismo de una insuperable pureza y estética constructivas. La correspondiente concordancia formal se encontraba en la armonía de la configuración de la esfera : la gran fecha típica de Lange y las dos claras esferas auxiliares para el pequeño segundero y el totalizador de los minutos resaltaban en la esfera negra formando un triángulo equilátero y ofreciendo un rico contraste y una perfecta facilidad de consulta.

El Datograph Up/Down ofrece también todas estas ventajas. Además, los ingenieros y diseñadores del producto han trabajado intensamente en su perfeccionamiento. Exteriormente lo primero que llama la atención es la caja más grande. Su diámetro ampliado a 41 milímetros aporta al reloj una mayor presencia en la muñeca. Los índices de barra de oro rodinizado en la esfera – en lugar de las hasta ahora cifras romanas II, VI y X – subrayan el nítido diseño e identifican al reloj como miembro de la familia Saxonia remodelada tan solo en los últimos años. Un pequeño detalle es característico del esmerado perfeccionismo de Lange: la ventana de la
indicación de la fecha sigue los pasos de la ampliación del tamaño de la caja. Un aumento de un cuatro por ciento preserva las equilibradas proporciones del diseño de la esfera.


El añadido "Up/Down“ en el nombre se refiere a una función suplementaria: una indicación de la reserva de marcha, situada a la altura de la posición de las 6 horas, ofrece una información fiable de cuanta autonomía de marcha queda a disposición de las 60 horas a las a que ha sido ampliada la reserva de marcha. Solo cuando al tercer día la aguja se coloca en el sector rojo, es el momento de suministrar nueva energía al mecanismo calibre número L951.6. La reserva de marcha ampliada en 24 horas con respecto a su predecesor sólo ha sido posible gracias a un barrilete más grande. De la estabilidad de la marcha se ocupa el gran volante desarrollado y fabricado en Lange con sus seis especialmente precisas pesas excéntricas para la regulación. Está accionado por una espiral del volante asimismo desarrollada y fabricada en la propia casa. La espiral está especialmente adaptada a las características del reloj y aporta unos valores de marcha óptimos al clásico mecanismo que funciona con 18.000
semioscilaciones por hora.
 
 

Entre los numerosos refinamientos técnicos destaca también en el Datograph Up/Down la tan confortable como técnicamente sofisticada función flyback que solo ofrecen muy pocos cronógrafos. El mecanismo, que se remonta a los primeros tiempos de la aviación, permite comenzar inmediatamente los siguientes cronometrajes reuniendo en un solo paso lo que antes consistía en tres pasos – parar, volver a cero y arrancar de nuevo –: pulsando la tecla se puede hacer que pare y vuelva atrás el Datograph Up/Down en medio de un cronometraje en curso. Y al soltar la tecla comienza inmediatamente un nuevo cronometraje.

Debajo del fondo de cristal de zafiro se presenta al igual que antes uno de los mecanismos de cronógrafo técnicamente más completos del mundo que al mismo tiempo es también uno de los más bellos. Algunas de las más interesantes de entre las numerosas funcionalidades mecánicas y sutilezas artesanales se ofrecen a los ojos del observador. Cabe citar entre ellas el totalizador exacto de los minutos saltantes que garantiza un cronometraje preciso, la rueda de transmisión, que dirige las funciones del cronógrafo, o el ajuste de precisión del declive sobre el puente del volante grabado a mano a cargo de un muelle en forma de cuello de cisne. Todas las superficies están cuidadosamente decoradas a mano. Cuatro engastes de oro atornillados aportan nuevos toques estéticos al conjunto de esta obra de arte de la mecánica de precisión. Así se presenta la disciplina suprema de la medición del tiempo en su estado más avanzado.






Añadir nuevo comentario al artículo
   Nick :
   E-mail :
No será visto por los demás usuarios
   Título* :
   Comentario* :
  Notificarme por e-mail los nuevos comentarios del artículo.
   Imagen de seguridad* : Introduzca el texto de la imagen :


Marcas Relojeras
INICIO        MARCAS        RELOJES        NOTICIAS ACTUALIDAD        FOROS        CLASIFICADOS
InfoReloj © evalls
Publicidad en el portal
Comercio electrónico - Ylos.com