Inicio  |   Área de usuarios  |   Publicidad |  Contactar
PORTADA        MARCAS        RELOJES        NOTICIAS ACTUALIDAD        CLASIFICADOS

HYT - Horas singulares

HYT H1 mecánica tradicional y de fluidos

HYT - Horas singulares
De Ernest Valls
Horas singulares

La gran mayoría de evoluciones e innovaciones en el campo de la relojería se centran, en primer lugar, en mejorar las prestaciones cronométricas, luego en incluir varias complicaciones en un mismo reloj, y por último en modificaciones estéticas que lleven consigo un diseño del movimiento específico, ya bien sea por reducir una dimensión -como en el caso de los relojes ultraplanos- o bien en ampliarlas a tres en relojes con volumen. Lo que casi siempre permanece sin cambios es la forma de visualizar la hora mediante agujas o con discos saltantes que, desde un punto de vista mecánico, se basan en el mismo sistema de ruedas arrastradas a partir del cañón de minutos.

Sin embargo, por suerte para los amantes de los guardatiempos exclusivos, hay otras formas de mostrar la hora que van más allá del uso de manecillas que incorporan soluciones técnicas inéditas e incluso algunas pueden considerarse que están en la antítesis de la relojería mecánica tradicional.

Entre ellas la que nos ofrece el H1 de HYT en el que se mezclan la hidráulica y la mecánica relojera.
 
HYT H1 mecánica tradicional y de fluidos

HYT, es una marca relojera fundada por Patrick Berdoz, Emmanuel Savioz y Lucien Vouillamoz, de la que Vincent Perriard es su actual CEO, su ópera prima ha sido el H1 en el que se fusionan, como hemos comentado, dos campos que nadie podría imaginar ver juntos: la hidráulica y la mecánica relojera.

La idea parte de Lucien Vuillamoz -con una formación ecléctica que va desde la ingeniería nuclear y termodinámica, hasta la teología, pasando por el periodismo o la consultoría de automóviles- quien en 2002 se obsesiona en diseñar un reloj de pulsera de agua. No es una novedad el uso del agua para medir el tiempo, basta con remontarse a las clepsidras que datan del año 1500 a.C., basadas en utilizar la energía de la gravedad para su funcionamiento. En este caso Lucien tenía que hacer frente a dos retos: sustituir dicha fuente de energía y que ésta pudiera ubicarse en el reducido espacio de un reloj de pulsera. El resultado de su obsesión es el H1.
 

 

El H1 se compone de dos sistemas claramente diferenciados desarrollados por dos equipos independientes dirigidos por Bruno Moutarlier. La parte mecánica, como es lógico, se encarga del computo del tiempo y de la visualización de los minutos horarios. La parte hidráulica complementa la medición del tiempo con la visualización de las horas de forma retrógrada.

En la zona superior del H1 encontramos el dispositivo mecánico que le da vida. Su desarrollo ha sido responsabilidad de la firma Chronode al frente de la cual está Jean-François Mojon. Se trata de un movimiento de carga manual con una frecuencia de oscilación de 4 Hz, 28.800 alternancias por hora, que cuenta con 35 rubíes su único barrilete le proporciona unas generosas 65 horas de reserva de marcha. A través del fondo transparente se puede apreciar no solo la robustez del diseño, sino también la cuidada disposición de cada uno de los elementos. Destaca el puente del volante, en forma de arco troquelado con dos puntos de apoyo. El esqueleteado está también presente en los demás puentes. Todas las partes visibles están finamente decoradas a mano con un acabado de “Côtes de Genève” y contornos biselados.
 

 

 

 

 

 
La parte frontal presenta una marcada simetría que tiene su punto central en el regulador de minutos situado a las doce horas. Una rueda, como la que pudiera utilizarse en una clepsidra, situada entre las nueve y las diez horas, es la encargada de la indicación de los segundos, aunque más bien se trata de una forma de visualizar que el reloj está en funcionamiento. En el lado opuesto, entre las dos y las tres, se deja entrever una esfera sobre la que se indica la reserva de marcha.

Sébastien Perret ha sido el encargado de realizar este agresivo diseño estético dotando de una arquitectura tridimensional encapsulada en una caja de generoso tamaño: un diámetro de 48,8 milímetros y un grosor de 17,9, a pesar de lo cual sorprende por la adaptación a la muñeca y la ligereza gracias al uso del titanio en su construcción.

No cabe duda que la parte más atractiva reside en la visualización retrógrada de las horas mediante un capilar hidráulico. El desarrollo de este sistema ha recaído en Preciflex, empresa hermana de HYT, bajo la supervisión del propio Lucien Vouillamoz.

El sistema hidráulico, situado en la parte inferior y visible a través del cristal, se compone de dos fuelles. Ambos están llenos fluidos: el situado a la izquierda es fluorescente, mientras que el situado a la derecha es transparente. Cuando el reloj marca las seis horas el fuelle izquierdo está completamente expandido, mientras que el derecho está completamente comprimido. El rodaje del reloj actúa sobre un conjunto de levas situado en la parte superior de cada fuelle. Dichas levas empujan sendos pistones que son los encargados finalmente de actuar sobre los fuelles. A medida que pasa el tiempo el fuelle que contiene el líquido fluorescente se irá comprimiendo dando lugar a desplazar el líquido que contiene y se visualice por el capilar. A su vez el fuelle situado a la derecha se expandirá para dar cabida al líquido transparente.
 

 

 

No han sido pocas la soluciones que han tenido que ponerse en práctica para lograr un correcto funcionamiento del sistema y que el nexo de unión entre ambos mundos, el hidráulico y el mecánico, respondiera a las necesidades de uso.

Por una parte está encontrar un líquido homogéneo en textura y color, o transparencia, capaz de soportar variaciones de temperatura sin alterar sus propiedades, resistente a los golpes y a las vibraciones. Estas necesidades han dado paso a un desarrollo de varias innovaciones. Hasta el momento se han registrado siete patentes por la tecnología y otra para el diseño. Los fuelles están construidos en una aleación especial inspirados en sensores utilizados en la industria aeroespacial. Su especial diseño los hace flexibles y resistentes, y su particular forma permite la reducción de la energía necesaria para moverlos, así como les permite absorber los golpes que pueda recibir el reloj. El sistema de puesta en hora ha requerido de un diseño especial para evitar una velocidad excesiva de los líquidos al desplazarse por el capilar.

El H1 aporta una nueva forma de visualizar el paso del tiempo con una especial sensibilidad en buscar innovaciones más allá de la tradicional mecánica relojera.
 

 

 

Créditos
 
Artículo de técnica en MdT #49






Añadir nuevo comentario al artículo
   Nick :
   E-mail :
No será visto por los demás usuarios
   Título* :
   Comentario* :
  Notificarme por e-mail los nuevos comentarios del artículo.
   Imagen de seguridad* : Introduzca el texto de la imagen :


Marcas Relojeras
INICIO        MARCAS        RELOJES        NOTICIAS ACTUALIDAD        FOROS        CLASIFICADOS
InfoReloj © evalls
Publicidad en el portal
Comercio electrónico - Ylos.com